Páginas vistas en total

viernes, 28 de agosto de 2009

Adagio e cantabile

video

Domenico Scarlatti: Sonata en la mayor, K 208 (Adagio e cantabile). Robert Hill, fortepiano.

Suena el Adagio e cantabile de una sonata de Scarlatti, como un óceano remansado bajo las estrellas parpadeantes de una fresca noche. El pianoforte, ese piano arcaico del siglo dieciocho, lo va recitando con inefable dulzura, silabeando sus notas con infinita delicadeza, como si fuera revelándonos el ánimo de Scarlatti a la hora de escribirlas, los dramas interiores de un alma, que se traslucen por esta melodía. Mas, ¿qué late en el fondo de los sonidos? Suave gozo al que sucede una densa melancolía, como un cielo matinal que fuera ensombreciéndose por nubes lluviosas. Confesión arrobadora sin palabras. Lirismo puro.

11 comentarios:

fandestéphane dijo...

Ante la obra de Scarlatti, no podemos sentirnos defraudados al escuchar este instrumento, aúnque estemos acostumbrados a escuchar sus obras al piano.
Me imagino al ver la carátula del vídeo que éste pianoforte debió de ser construído por Bartolomeo Cristofori, que fué el creador de tres prototipos de piano, aúnque fueron varios los constructores de claves que trabajaban para duques y cardenales, los cuales los consideraban como importantes personajes.
Si bien la actividad compositiva de un joven Scarlatti estuvo dedicada al teatro, y ha ofrecer cantatas para tener ingresos, aquellos años fueron estimulantes y formativos para su genio como compositor de música, que fué creciendo por los conocimientos adquiridos de aquellos extraordinarios instrumentos italianos.
Hoy en día, podemos ver pianofortes de construcción española en el Museo Nacional de Artes Decorativas y uno en el Museo Ureña de Valladolid, éste procedente de un convento de monjas de clausura de la provincia. En el Museo
de la Música de Barcelona se encuentra uno de anónimo y cuya procedencia se desconoce y que fué adquirido a un anticuario. Seguramente haría el negocio de su vida.
Me encantaría escuchar en directo un instrumento tan antiguo y con las teclas de madera de haya, pero me conformo con lo que nos presentas hoy.

Un saludo afectuoso.

Anónimo dijo...

Hola Ramiro, "after Cristophori" también puede significar "según Cristophori", es decir, el modelo fue construido basándose en el de Cristophori. La palabra "after" tiene esa acepción, menos frecuente quizás.

Felicidades por tu blog.

Mario Domínguez Parra

Ramiro Rosón dijo...

Ignoro cuál fue el constructor del pianoforte que suena en esta grabación. La carátula del vídeo sólo habla de un pianoforte “after Cristophori”, es decir, construido “después de Cristofori”. Por lo tanto, yo me inclino a pensar que en esta grabación Robert Hill toca un pianoforte de otro constructor de instrumentos, tal vez desconocido.

En todo caso, aquellos instrumentos, con su excelente sonido, ayudaron a Scarlatti en su aprendizaje musical. Sin ellos, el arte del músico napolitano, quien terminaría afincándose en España, quizás no hubiera sido tan prodigioso.

Es muy interesante la historia de los pianofortes españoles; gracias por habérmela contado. Como bien dices, el anticuario debió de hacer un buen negocio, pues ya sabemos que los museos públicos suelen pagar más que los pequeños coleccionistas privados.

A mí también me intriga saber cómo sonarían los primeros pianofortes. Alguna vez he intentado buscar en Internet un vídeo en el que apareciera uno de ésos, pero la búsqueda ha sido en vano. Si alguna vez tuviéramos la ocasión de escuchar uno, considerémonos afortunados.

Muchas gracias, Fandestéphane, por visitarme de nuevo. Saludos cordiales.

Ramiro Rosón dijo...

Buenos días, Mario; hacía un tiempo que nada sabía de ti. Gracias por recordarme esa otra acepción de la palabra “after”; quizá sea la más adecuada. En las carátulas de muchos discos, suele aparecer la expresión francesa “d’après” para referirse a los instrumentos, que, si no me equivoco, significa “según”, como esa acepción de la palabra inglesa “after”. Un pianoforte “d’après Cristofori” sería uno construido según el modelo de Cristofori.

Sin haber tenido en cuenta esa otra acepción de la palabra “after”, yo también había pensado en la posibilidad de que el pianoforte que suena en esta grabación fuera una copia actual de un instrumento antiguo, pero no me he atrevido a afirmarlo, pues sólo soy un aficionado a la música; nada más.

Muchas gracias. Espero que estés bien. Sé bienvenido a este blog y vuelve cuando quieras.

¯ âb³я©rºmbï³ ¯ dijo...

Sin palabras. Tal cual.

Ramiro Rosón dijo...

He intentado que mis palabras sean fieles al espíritu de la música de Scarlatti. Muchas gracias, ¯ âb³я©rºmbï³ ¯ , y bienvenido.

¯ âb³я©rºmbï³ ¯ dijo...

Exactamente es lo que me ha conmocionado, que algunos olvidan el sentido que ambicionó su autor cambiándolo dramáticamente, pero tú.. reitero.. me has dejado sin palabras, solo una súbita asfixia en mi pecho que no sabría describir aquí. Gracias por el asilo que has dado a mis letras y por allí ando con mi blog. mil y un besos Ramiro, de parte de Alma.

Ramiro Rosón dijo...

La verdad es que este Adagio e Cantabile, aunque no es muy conocido, es conmovedor. Quizás la emoción que has sentido al leerme se deba más a la mano de Scarlatti que a la mía. Las sonatas de Scarlatti son hermosísimas tanto en las versiones para clavicémbalo como en las versiones para piano. En cuanto a mí, sólo soy un melómano amante de la música clásica. Una de las dimensiones que más me intriga de la música es su espíritu. Mientras escucho música, me pregunto a menudo qué quiere decir el compositor con las notas.

Gracias a ti, Alma. Me alegro de tener lectores al otro lado del Atlántico. Un beso.

Anónimo dijo...

Just set this forum via google. Joyful to connect you. I came here to learn your language . thanks all.

Anónimo dijo...

Hello everyone my name is [url=http://www.alegro-pl.pl]Alegro [/url]and i'm glad i'm here. I'm interested in the subject of this forum for years so if you have any questions just PM me.

Anónimo dijo...

I signed to RSS on this blog. Will you post more on this subject?